Soluciones Especializadas de Software

Tel: (0155) 3000 2979 | sit@3sit.com.mx

Como ser padre y emprendedor a la vez

La mayoría de los hombres desea ser emprendedor pero es difícil encontrar ese balance saludable entre su familia y los negocios, muchas veces el éxito en el mundo laboral viene a expensas de la vida personal y familiar. Ser padre de familia y emprendedor requiere de una gran inversión de tiempo, dinero e imaginación siendo esas mismas cosas las que también desean darles de herencia a sus hijos.

Tenemos claro que compaginar la vida empresarial con la familiar conlleva varios retos. En primer lugar, está el de aprender administrar el tiempo, recuerda que los superhéroes solo existen en los libros y películas. El secreto está en saber planificar, exprimir el tiempo y definir las prioridades. Por ejemplo, prueba a utilizar el mismo calendario para las actividades laborales y familiares y así, a simple vista, podrás organizarte.

Es común que pensemos que ser empresario significa no tener tiempo para nada, pasar de reunión en reunión, llamadas, correos, etc. Trata de mantener un equilibrio, todo se puede con un poco de organización.

Otro reto importante es “aprende cuando debes dejar de trabajar” Es cierto que tener un negocio propio significa que estás a cargo de todo y eres responsable de todo lo que pasa en la empresa, por lo tanto es difícil saber cuándo debes detener el trabajo. Pero si no sabes organizar, tendrás poco tiempo para cosas importantes.

 

 

¡No temas delegar! una de las cosas más difíciles cuando se tiene un negocio es aprender a delegar, en ocasiones creemos que es más sencillo si nos encargamos de todo nosotros mismos. Pero llega un momento en la vida de tu negocio que no puedes abarcar todo y si no aprendes a delegar, tu vida personal se acabará.

Y por último y lo más importante cuando estás ejecutando un negocio, no dudes en compartir tu sabiduría con ellos. Comparte tu perspectiva y muéstrales tu trabajo para que puedan entender más sobre tu trabajo y las responsabilidades que tienes. Esto causará empatía, además de que será una excelente forma de motivarlos y plantar la semilla del emprendimiento y la innovación desde pequeños.

Ser padre no significa que tu negocio deba esperar, o al revés, no significa que sacrifiques a tu familia por el éxito de tu negocio. Toma en cuenta estos puntos para mantener equilibrio en tu vida y no tendrás problemas para ser un buen padre y emprendedor.

  • Posted by Carlos Santillan
  • On 14 junio, 2018
  • 0 Comments
  • 1 likes

0 Comments